Fire prevention

division

Las tecnologías tradicionales utilizadas en la lucha contra incendios, come la espuma, agua nebulizada, aspersores etc. intervienen cuando el fuego ya está en marcha y durante la extinción y causan consecuencias graves en los productos y en los ambientes involucrados. El daño causado por técnicas convencionales durante la fase de extinción de incendios son muy a menudo del orden de magnitud o incluso mayor que el daño causado por el fuego. Además hay toda una clase de ambientes, tales como cámaras frigoríficas, fábricas de papel, cabinas de transformación, shelters, y otros, en los que estas técnicas además de no ser óptimas, son caras y de difícil aplicación.

Isolcell ha desarrollado una solución óptima y con bajo impacto para garantizar la seguridad de todas estas clases de entornos.

Nuestra declaración:

“Hoy eliminar el riesgo de incendio y salvaguardar el contenido y entornos es posible gracias a nuestro sistema de agotamiento de oxígeno N2 FIREFIGHTER®”